La creación de jardines verticales en las columnas del segundo piso de Periférico de la Ciudad de México es una muestra de que ecología, tecnología y responsabilidad social son una excelente fórmula de bienestar.

Vía Verde, el proyecto de naturación más grande del mundo, no sólo está coloreando la Ciudad de México en busca de una mejor calidad de vida, sino que está transformando la vida de personas que pocas veces volteamos a ver: mujeres encarceladas.

Te recomendamos leer: Energía solar para mexicanos sin electricidad

La instalación de jardines verticales en las más de mil columnas del segundo piso del Periférico, además de embellecer el paisaje urbano, limpiar el aire y mejorar el humor de los capitalinos, ha servido para la generación de cientos de empleos directos e indirectos.

La estructura verde que recubre las columnas se sostiene de una membrana de tela elaborada con botellas de PET, la cual es confeccionada por una treintena de internas del Centro Femenil de Readaptación Social Santa Martha Acatitla, ubicado al oriente de la Ciudad de México.

Cada columna requirió de 6 mil 890 botellas de refresco de 600 mililitros, y para esta primera etapa utilizaron 310 mil piezas.

Las plantas que usamos en los jardines verticales en vez de crecer en tierra crecen en tela; las plantas se acomodan en pequeñas bolsas, las cuales son elaboradas por más de 30 internas que de otra manera no podrían tener un ingreso; ellas han hecho un trabajo increíble” cuenta Fernando Ortiz Monasterio, arquitecto mexicano, fundador y director general de Verde Vertical, un taller mexicano especializado en diseño, instalación y mantenimiento de jardines verticales.

Te recomendamos leer: El chico que planta árboles 

La semilla

Vía Verde es la respuesta a la falta de áreas verdes en la Ciudad de México.

Según la Organización Mundial de la Salud, para que una ciudad ofrezca una óptima calidad de vida debe tener un mínimo de 9 metros cuadrados de área verde por habitante, y en la Ciudad de México sólo hay 3.7, lo que significa que hay un déficit de 40 millones de metros cuadrados de áreas verdes.

¿Cómo crear espacios de regeneración urbanos en un área donde la pérdida de áreas verdes es prácticamente irreversible y en donde 6 de cada 10 habitantes sufren problemas respiratorios por la calidad del aire?

Pues a un grupo de personas muy creativas se le ocurrió implementar jardines en la infraestructura ya existente: muros, edificios, medianeras, muros de colindancia y puentes.

La idea se sometió a la aprobación ciudadana en la plataforma Change.org, donde fue apoyada por 80 mil firmas. Ante tal aceptación, la iniciativa privada hizo suyo el proyecto y lo financió al cien por ciento; a cambio sólo pidió que el gobierno capitalino les otorgue un permiso para usar una de cada diez columnas como espacio publicitario.

¡Ya tenemos miles de nuevas áreas verdes!

Hace unos días fueron inauguradas las primeras 50 columnas, lo que equivale a 2 mil 925 metros cuadrados de áreas verdes. El proyecto concluirá con la entrega de mil columnas en un plazo de 18 meses, lo que equivaldrá a 60 mil metros cuadrados de plantas.

El proyecto tendrá un costo de 30 millones de pesos y el mantenimiento mensual, que correrá por parte de la iniciativa privada, será de 2.3 millones de pesos.

Estos espacios verdes, considerados ya un referente mundial, están adornados con plantas que tienen como características principales ser de alta resistencia y de bajo consumo de agua y mantenimiento.

Cuando circules por esa vialidad observarás diez tipos de plantas diferentes como garra de león, hiedra, cola de zorro y clorófitos, las cuales serán regadas con agua de lluvia y tratada.

Beneficios medioambientales de las columnas verdes

  • Creará oxígeno para más de 25 mil personas
  • Filtrará más de 27 mil toneladas de gases
  • Captará más de 5 mil kilos de polvo
  • Procesará más de 10 mil kilos de metales pesados

+ verde y – gris también tiene ventajas psicológicas:

  • Reducción de estrés
  • Aumento de la productividad
  • Mejor humor

Esta tecnología orgullosamente mexicana ha llamado la atención en el resto del mundo. Ciudades como Los Ángeles, Chicago, Dusseldorf y Nueva Delhi han mostrado interés por replicar el proyecto.

En México, explica Ortiz Monasterio, es probable que ciudades como Monterrey, Guadalajara, Querétaro y Puebla implementen la idea en un mediano plazo.

“Normalmente los mexicanos estamos volteando a ver a los Estados Unidos o a Europa para ver qué están haciendo, pero con Vía Verde sucedió lo contrario, es el primer caso en el mundo” cuenta a Selecciones este arquitecto.

Te recomendamos leer: Dos hombres con discapacidades siembran 10 mil árboles

Vía Verde deja muy claro que cuando se alían ciudadanos, gobierno e iniciativa privada todos salimos ganando.

¿Esta puede ser una buena alternativa para mejorar el problema de medio ambiente de la ciudad?