Ni se ve ni se oye ni se siente, pero cuando el colesterol se eleva puede desencadenar graves enfermedades cardiacas o hemorragias cerebrales. Mantenlo a raya con este compuesto de origen vegetal.

La naturaleza es sabia y siempre nos sorprende cuando buscamos una solución eficaz contra algún padecimiento como la hipercolestemia, mejor conocido como el aumento de colesterol (un tipo de grasa) en la sangre.

¿Te suena conocido? Quizá sea porque esta enfermedad -que no manifiesta síntomas-, es la causa principal de la mortalidad en las sociedades modernas y solamente se detecta cuando aparece algún padecimiento cardiovascular.

La buena noticia es que, para combatir la hipercolestemia, puedes ayudarte de los fitoesteroles.

Los fitoesteroles son compuestos químicos liposolubles derivados de plantas: lo que hacen es bloquear la absorción de colesterol a nivel intestinal, explica la health coach Rocío Río de la Loza.

semillas

Es sorprendente porque los fitoesteroles tienen una estructura similar al colesterol, sin embargo, el organismo humano no puede absorberlos.

De hecho, cuando consumes estas sustancias en tu dieta normal, los fitoesteroles interfieren en la absorción del colesterol en el intestino humano, y por lo tanto descienden las concentraciones de colesterol en sangre, explica la Fundación Hipercolesterolemia Familiar.

Alimentos con fitoesteroles

Se tienen registrados más de 200 tipos diferentes de esteroles vegetales, y estos son los alimentos en los que están presentes.

  • Granos enteros
  • Nueces
  • Semillas
  • Frutas
  • Vegetales
  • Leguminosas
  • Aceites vegetales prensados en frío

A veces se pueden agregar fitoesteroles a alimentos procesados como margarinas, aceites vegetales refinados, aderezos para ensaladas, mayonesa, quesos, productos cárnicos, snacks, chocolates, productos horneados y postres.

El poder de los fitoesteroles para reducir el colesterol

Hay evidencia científica suficiente de que los fitoesteroles pueden frenar la absorción del colesterol en el intestino y reducir el riesgo de padecimientos cardiovasculares.

Los fitoesteroles inhiben la absorción del colesterol en el intestino y hay evidencia suficiente de que pueden mejorar los niveles de éste y reducir el riesgo de padecimientos cardiovascular.

En estudios en los que parte de la dieta se sustituyó con los fitoesteroles en una dosis de dos gramos al día se consiguió la reducción del colesterol LDL entre un 10 y 15 por ciento.

La ingesta de esteroles vegetales con una dieta saludable puede ser un método eficaz para ayudar a disminuir las concentraciones elevadas de colesterol. Conviene recordar que los alimentos enriquecidos con esteroles o estanoles vegetales también aportan kilocalorías. Por lo tanto, para compensarlas es necesario restringirlas en otros alimentos” se puntualiza en la Fundación Hipercolesterolemia Familiar.

El estudio ‘Fitoesteroles y fitoestanoles: aliados naturales para la protección de  la salud cardiovascular‘ publicado en la Revista Chilena de Nutrición recomienda ingerir de 1 a 3 gramos al día, sobre todo para quienes padecen hipercolesterolemias leves o moderadas.

De hecho, la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos ha autorizado el uso de declaraciones en las etiquetas de alimentos de productos envasados que contienen esteroles, asociando así su consumo a la reducción de enfermedades coronarias, explica Rocío Río de la Loza.

Tal vez te interese leer: Hábitos alimenticios para controlar la hipertensión

Los científicos estudian otros beneficios de los fitoesteroles

En experimentos con ratones, los fitoesteroles mostraron propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, y parecían útiles para disminuir los síntomas de la colitis y el síndrome del intestino irritable.

Otros estudios han asociado la actividad benéfica de los fitoesteroles con la inhibición del crecimiento de las células cancerosas en el cáncer de mama y de próstata, aunque aún se requiere una investigación mayor.

¿Consumes este tipo de alimentos con regularidad?