Desde que la bicicleta fue considerada oficialmente como un vehículo en la ciudad, surgieron normas para regir el uso adecuado de este transporte. Y así como existen los derechos y obligaciones de automovilistas, los hay para los ciclistas. 

Entre mitos y realidades sobre qué y quiénes deben de respetar los reglamentos de tránsito, compartimos las obligaciones tanto de ciclistas como de automovilistas para que, de una vez por todas, queden despejadas las dudas sobre los derechos que corresponde a cada uno en la Ciudad de México y según su reglamento de tránsito.

Hay que recordar que, después de todo, la calle es de todos. Por eso, observar estas reglas nos ayudará a convivir en armonía en el caótico tránsito de la ciudad.

Obligaciones de un ciclista

Lo que sí:

  1. Respetar las señales de tránsito y las indicaciones del personal de vialidad (Art. 29, fracc. I).
  2. Circular en el sentido de la vía (Art 29, fracc. II).
  3. Llevar a bordo de la bicicleta sólo al número de personas para las que existe asiento disponible (Art 29, fracc. III).
  4. Circular solamente por un carril (Art. 29, fracc. V).
  5. Rebasar sólo por el carril izquierdo (Art. 29, fracc. VI).
  6. Usar aditamentos o bandas reflejantes para uso nocturno (Art 29, fracc. VII).
  7. Circular preferentemente por las ciclovías (Art. 29, fracc. VIII).
  8. Indicar la dirección de tu giro o cambio de carril, mediante señales con el brazo y mano (Art 29, fracc. X).
  9. Compartir de manera responsable con los vehículos y el transporte público la circulación en carriles de la extrema derecha. (Art. 29, fracc. XI).

Lo que no:

  • Circular por los carriles centrales o interiores de las vías de acceso controlado y en donde así lo indique el señalamiento, excepto cuando las autoridades indiquen lo contrario en horarios y días permitidos (Art. 30, fracc. I).
  • Circular entre carriles, salvo cuando el ciclista se encuentre con tránsito detenido y busque colocarse en lugar visible para reiniciar la marcha (Art. 30, fracc II).
  • Circular por los carriles exclusivos para el transporte público de pasajeros (Art. 30, fracc. III).
  • Circular sobre las banquetas y áreas de peatones (Art. 30, fracc. IV).
  • Transportar a un pasajero en el espacio que queda entre el ciclista y el manubrio (Art. 30, fracc. V).
  • Transportar carga que impida mantener ambas manos sobre el manubrio y un debido control del vehículo (Art. 30, fracc. VI).
  • Sujetarse de otros vehículos en movimiento (Art.30, fracc. VII).

Obligaciones de los automovilistas

Lo que sí:

  1. Rebasar a los ciclistas sólo por el lado izquierdo y dejando al menos 1 metro de separación (Art.5, fracc. VIII).
  2. Respetar las reglas de preferencia hacia el ciclista.(Art. 11)
  3. En los cruces de semáforo, cuando al ponerse el rojo un ciclista no alcance a cruzar la vía, tendrá preferencia para terminar su paso. (Art. 11, fracc. I).
  4. Cuando el conductor de un vehículo dé vuelta a la derecha para entrar a otra vía, debe cerciorarse de que no haya ciclistas pasando (Art. 11, fracc. II).
  5. Cuando un vehículo va a circular o cruzar una ciclovía, debe cerciorarse de que no haya ciclistas transitando. (Art. 11, fracc. III)
  6. Cuando, en zonas exclusivas para la circulación de ciclistas, un vehículo pretenda cruzar para entrar o salir de un predio, debe cerciorarse de que no haya un ciclista haciendo uso de su vía (Art. 11, fracc. IV).
  7. Cuando un ciclista quiera cruzar una vía en la que no haya semáforo, tendrá derecho de preferencia sobre los autos (Art. 11, fracc. V).

Lo que no:

• Transitar sobre las ciclovías o ciclocarriles ( Art. 6, fracc. XVI).
• Detener o estacionar su vehículo sobre un área de espera ciclista, basta con que cualquier parte del vehículo esté sobre la vía ciclista. (Art. 6, fracc. XVII; Art. 8, fracc. II; Art. 12, fracc. IX).

“La infracción más común a los conductores, es detener el automóvil sobre áreas para ciclistas, por lo que va del año en 13 delegaciones se han levantado un total de 3 mil 290 infracciones.” secretaría de seguridad pública

Para más información, consulta el Manual del Ciclista Urbano de la Ciudad de México.

FUENTE: Secretaría de Seguridad Pública