Si siempre parece que tu cabello está sucio, no te preocupes: estos trucos te ayudarán a lucir una cabellera hermosa todos los días.

Lávate el cabello con menos frecuencia

A pesar de que el shampoo es fundamental para retirar la acumulación de aceite, lavarnos el cabello todos los días no beneficia al cuero cabelludo graso. Sabemos que parece contradictorio, pero para mejorar la apariencia del cabello naturalmente graso hay que lavarlo con menos frecuencia: como el shampoo suele irritar el cuero cabelludo y eliminar sus aceites naturales, éste reacciona produciendo más.

En consecuencia, entre más laves tu cabello, más tratará tu cuero cabelludo de compensar la pérdida de aceites. Trata de reducir el número de veces que lavas tu cabello a dos o tres días por semana, con agua templada, para obtener mejores resultados. También asegúrate de elegir el mejor shampoo para tu tipo de cabello.

Usa el cepillo adecuado

Quizá no lo sepas, pero tu cepillo podría ser uno de los principales responsables de tu cabello graso. Es muy fácil que el polvo y los productos para cabello (como el mousse o el spray) se acumulen en las cerdas, y muy pocas personas se toman el tiempo para limpiar o reemplazar sus cepillos.

Si tienes el cabello graso, tu mejor opción es usar un cepillo con cerdas separadas de nylon, en lugar de uno con cerdas apretadas que solamente distribuirá los aceites naturales, explica la experta Cynthia Alvarez.

No te toques el cabello durante el día

Lo haces inconscientemente: quizá te toques el cabello sin darte cuenta cuando estás aburrida, coqueteando o concentrándote. Sin embargo, es importante cortar con este mal hábito si quieres mejorar la apariencia de tu cabello. Al jugar con él o tocártelo todo el día, estás transfiriendo los aceites de tus manos a tu cabello.

Oculta el aceite con tu peinado

Hay días en que no puedes lavarte el cabello (o este se niega a lucir limpio). En estos casos tu mejor opción es cambiarte el peinado. Puedes ocultar las raíces, donde el aceite es más visible, recogiéndote el cabello en un chongo o en una cola de caballo.

Otra opción es rizarlo, pues evitará que las fibras estén cerca de tu cuero cabelludo y con ello se ensucien más. En otras palabras, los rizos le dan más volumen a tu cabello, lo que previene que las fibras luzcan demasiado grasosas.

Límpialo a profundidad

Cuando el shampoo no baste para limpiar la acumulación de aceite en tu cabello, es hora de una limpieza a profundidad. Muchos salones de belleza ofrecen tratamientos que transformarán tu cabello de un desorden grasoso a una melena completamente limpia. También puedes comprar un shampoo clarificante y aplicarlo en casa una vez al mes.

Usa shampoo en seco, pero con moderación

El shampoo en seco es una alternativa para lavar tu cabello con menos frecuencia y controlar los aceites al mismo tiempo. Algunos de ellos son tan buenos para absorber la grasa, conservar la textura y añadir volumen que podría pasar una semana sin que necesites volver a lavarlo. Pero la clave está en el equilibrio: no dependas tanto del shampoo en seco que se vuelva antihigiénico, pero incorpóralo a tu rutina al menos algunos días a la semana.

Evita los productos humectantes

Este punto parece obvio, pero vale la pena mencionarlo. Si eres propensa a tener un cabello naturalmente graso, no debes usar shampoos humectantes, productos diseñados para cabello seco o acondicionadores espesos. Tampoco apliques aceites modeladores cerca de tus raíces (limítate a las puntas), mousses ni sprays.

Sin importar lo bien que huelan, todos estos productos tienen partículas que se adhieren a las fibras individuales, lo que hace que luzcan más pesadas y sucias. La mejor opción para el cabello graso es usar un kit de shampoo y acondicionador purificantes.

Mejora tu alimentación

Para mejorar la apariencia del cabello graso, es posible sanarlo desde el interior. Tu alimentación impacta considerablemente la apariencia de tu cabello, desde la rapidez con la que crece hasta su salud o su fragilidad y, por supuesto, cuántos aceites se producen.

Notarás grandes mejoras si optas por una dieta baja en carbohidratos y en azúcares. Los alimentos fritos son los primeros que debes sacar de tu vida si quieres recuperar un cabello hermoso y libre de aceites.

¿Tienes cabello graso, cómo lo cuidas?

Tomado de rd.com Greasy Hair? 8 Easy Ways to Make Oily Hair Look Gorgeous