Estudios científicos han demostrado que la mayoría de los perros esterilizados demuestran una disminución en sus niveles de agresión, marcaje de territorio y deseo para rondar lejos de casa.

Te recomendamos: Perrhijos y gathijos, el nuevo tipo de familia que cobra popularidad

Esto puede ser una realidad si la cirugía de esterilización se realiza lo más pronto posible, antes de que se conviertan en hábitos, además la cirugía elimina la posibilidad de que su mascota desarrolle varios tipos de enfermedades, incluyendo cáncer testicular o de próstata en los machos, cáncer de mama o piómetra (enfermedad común del útero de las hembras), además de gestaciones no deseadas, enfermedades de transmisión sexual, accidentes por peleas y extravío, entre otras.

Además, es importante considerar que este procedimiento es irreversible, ya que se eliminan las gónadas (testículos y ovarios) y tejido asociado al aparato reproductor (útero en las perras y gatas).

¿Cómo se realiza una esterilización?

A pesar de ser una cirugía rutinaria tanto en perros y gatos, como en machos y hembras, deben respetarse todos los pasos para la realización de esta, es decir aclarar las dudas que pueda tener la familia de la mascota a esterilizar, dar una clasificación de anestesia y programar el día de esta con instrucciones precisas como higiene de la mascota, horas de ayuno previas, llegada al hospital, firma de consentimiento, etc.

Después se desarrolla todo el trabajo quirúrgico que va desde la selección del protocolo anestésico, la toma de muestras pre-anestésicas, la anestesia general y la cirugía donde son removidas las gónadas y anexos como el útero en las hembras.

Durante el procedimiento se realiza el control del dolor el cual debe incluso durar algunos días más después del procedimiento, se espera la recuperación de la mascota y al estar nuevamente presente la familia de esta, se deben dar las instrucciones precisas y claras sobre el manejo en casa como a la administración de analgésicos, antibióticos, higiene de la zona quirúrgica y otros.

Te recomendamos: 10 cosas que no sabías de los perros

Mitos falsos sobre la reproducción de nuestras mascotas

Las mascotas necesitan tener una camada mínima para poder sentirse útiles o completas

Esto lamentablemente a ayudado a la reproducción sin control y no deseada de nuestros animales de compañía.

Las mascotas castradas suben de peso

El esterilizar a su mascota no la hará aumentar de peso de un día a otro. Todas las mascotas requieren de una dieta correcta y de ejercicio para mantenerse saludables y sanas independientemente de si han sido castradas o no. Es probable que su mascota requiera de menos calorías después de haber sido castrada.

Las mascotas castradas no protegerán a su familia o a la casa

La tendencia a proteger usualmente está relacionada a la raza de la mascota, y no tiene que ver con el sexo de esta o si haya sido castrada o no. Aunque la castración usualmente disminuye las tendencias agresivas de la mascota (morder/pelear), siempre y cuando la mascota sea joven, esto con frecuencia mejora su capacidad de ser entrenada.

Te recomendamos: ¿Sienten celos los animales?

Los tumores de glándula mamaria se presentan por no haber reproducido a nuestra mascota

Se sabe actualmente que dejar que la mascota presente sus celos incrementa el riesgo de tumores de la glándula mamaria, sin celos o esterilización temprana el riesgo de estos tumores es menor del 5%, en cambio más de 4 celos incrementa el riesgo a 90%.

Información e imagen: Hospital Veterinario Banfield