Nos hemos acostumbrado a ver personas obesas con un aparente estado de salud óptimo. A este tipo de personas se le denomina como “obesos metabólicamente sanos”, pero expertos en la salud nos explican por qué esto es totalmente falso.

Existen personas que padecen obesidad y aparentan un buen estado de salud, pues no manifiestan síntomas de mala salud, como hipertensión, colesterol o diabetes.

Sin embargo, recientemente, un equipo científico mencionó que no es como parece.

El estudio sobre el metabolismo cambiante

Especialistas en salud de la Universidad de Birmingham, en el Reino Unido, comprobaron que este tipo de pacientes tienen un 50% más probabilidades de sufrir enfermedades del corazón que las personas con un peso normal.

Además, presentan un 7% más riesgo de sufrir enfermedades cerebrovasculares, que pueden ocasionar problemas en el riego sanguíneo al cerebro, vinculado a derrames cerebrales e insuficiencia cardíaca.

El estudio fue realizado a 3.5 millones de pacientes británicos, durante 20 años, para poder constatar los resultados emitidos.

METABOLISMO

 

Matices

Los resultados de este y otros estudios fueron entregados al Congreso Europeo de Obesidad y confirman lo que otros estudios más pequeños habían sugerido anteriormente.

Sin embargo, otros científicos han encontrado evidencia contraria a lo dicho por la Universidad de Birmingham:

  • Un estudio realizado en 2012, publicado en la revista European Heart Journal, que sugería que existen excepciones: algunas personas obesas sin problemas metabólicos pueden esquivar los altos riesgos de salud generalmente vinculados a la obesidad cuando tienen los genes favorables.
  • El Instituto de Obesidad de Boden, en Australia, dijo al diario The Guardian que siempre habrá personas con buena salud a pesar de la obesidad, de la misma manera que existen fumadores crónicos que no tienen cáncer de pulmón.
  • Otros estudios previos al emitido sugieren que no solo hay que prestarle atención a la cantidad de grasa, sino también al lugar en donde ésta se concentra en el cuerpo.

“El sobrepeso en la cintura puede ser más dañino para la salud que una distribución regular por todo el cuerpo.”

El doctor Rishi Caleyachetty, encargado del estudio de la Universidad de Bristol, explicó que, en cualquier caso, “la prioridad de los profesionales de la salud debería ser promover y facilitar la pérdida de peso entre las personas obesas, independientemente de la presencia o ausencia de anormalidades metabólicas“.

El IMC de los deportistas con obesidad y salud

El Índice de Masa Corporal (IMC) es la medición encargada de regular la proporción entre el peso y la altura.

El dato:

Cuando el IMC está por encima de los 30 indica que hay obesidad, según el sistema de salud pública británico (NHS).

Algunos médicos coinciden en que es una medición imperfecta en casos específicos como los de atletas y personas con mucha masa muscular. Debido a su densidad muscular, pueden tener el mismo IMC que una persona obesa aún teniendo un nivel saludable de grasa corporal.

METABOLISMO

 

Ahora ya lo sabes, tener obesidad sin molestias físicas no significa que tu salud sea óptima. La recomendaciones son llevar un control médico sobre la dieta que tienes, revisar constantemente los niveles entre peso y estatura, y visitar al especialista mensualmente para monitorear tu estado de salud general.

FUENTES: Universidad de Birmingham, Universidad de Bristol, Congreso Europeo de Obesidad, Instituto de Obesidad de Boden, NHS