Massive Ordnance Air Blast (MOAB), mejor conocida como la “madre de todas las bombas”, es el artefacto explosivo no nuclear más letal.

Pero ¿cuáles son sus características? ¿qué tan letal puede llegar a ser? Conozcamos esta información tecnológica y científica.

La MOAB o GBU-43/B es una bomba que pesa alrededor de 9.8 toneladas, aunque tiene un poder equivalente a 11 toneladas de TNT. Ya es considerada como la más poderosa en el arsenal de EE. UU., sólo por debajo de la bomba atómica.

Surgimiento

Fue creada por Albert L. Weimorts, Jr., del Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea de EE.UU. La bomba es una versión “mejorada” de todo el armamento utilizando en la guerra de Vietnam.

Características

Es una bomba de gran tamaño y alcance, está guiada a través de GPS y provoca una explosión masiva sobre una área específica.

Tiene una longitud de 9 metros, por lo que tiene que ser transportada en un avión Hércules MC-130 que la suelta ayudándose de un paracaídas de frenado para, posteriormente, ser guiada mediante el sistema GPS.

TE RECOMENDAMOS  México enviará ayuda a los afectados por Harvey

Por sus características, tiene que ser detonada algunos metros antes de llegar a su objetivo. Está enfundada en una coraza de aluminio diseñada específicamente para aumentar el radio de explosión. Se ha diseñado para matar soldados, derribar árboles, demoler construcciónes y colapsar entradas de las cuevas.

Para su desarrollo se destinaron más de 300 millones de dólares; el costo de cada bomba es de 16 millones de dólares.

Letalidad

Se le ha dado el mote de la “madre de todas las bombas”, una referencia a la manera en que Saddam Hussein denominó a la Guerra del Golfo, contexto bajo el que se creó.

MOAB está aún lejos de causar la destrucción de la bomba nuclear lanzada por Estados Unidos en Hiroshima, en 1945. Sin embargo, la GBU-43/B es un arma de capaz de crear destrucción masiva sobre zonas específicas sin dañar áreas fuera del objetivo marcado. Genera una ola de explosión masiva en un radio aproximado de 1.6 kilómetros.

TE RECOMENDAMOS  México enviará ayuda a los afectados por Harvey

Aparte del aspecto material, la bomba también ataca la parte psicológica: tiene el propósito de crear un efecto desmoralizador en los enemigos que atestigüen su poder.

La “madre de todas las bombas” fue probada en 2003, en la ciudad de Florida, EE.UU., con el propósito de utilizarla en las operaciones militares en Irak y Afganistán tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

FUENTE: BBC, The New York Times, Fuerza Aérea de EE.UU.