Febrero, el mes de los enamorados, cuando las escuelas se llenan de convivios, globos de helio y promesas del primer amor.

Me acuerdo que odiaba el 14 de febrero cuando iba a la preparatoria: nos dejaban ir de “ropa de calle” y ponían música a todo volumen en el patio para bailar en círculos con todos los de tu salón, pero nunca he sido buena bailando (vaya, nunca he sido buena relacionándome con otros humanos). Por eso esta fecha siempre ha sido muy angustiante para mí.

Creía que bastaba con salir de clases para que la tranquilidad volviera a mi vida, pero no, mi abuelita Blanca cumplía años ese día (por qué no, para no ser imprudentes) y por alguna extraña razón mi familia insistía cada año en juntarse para festejar el “mero día”.

Sí, les pido una disculpa: yo formo parte de la gente imprudente que sale a festear el 14 de febrero y contribuye con el caos que aqueja a la bella Ciudad de México.

Hace un par de años la abuela murió y me di cuenta por qué era importante para mi familia juntarse ese día: es vital hacerle sentir a la gente que la queremos y que es lo suficientemente especial como para pasar 4 horas en un coche atrapados en el Circuito Interior, o en cualquier avenida de su ciudad.

Hay muchas personas que aman el 14 de febrero y otras tantas que lo odian. La verdad es que a todos nos afecta de una u otra manera, pero siempre podemos ver el vaso medio vacío o medio lleno, por eso les dejamos aquí algunas recomendaciones para ese día, ya sea que la pasen con su novio o novia, amigos, amantes, solos, en familia o con esa piedrita (o monolito) en el zapato.

Los destinos están pensados para los capitalinos, pero seguro que en sus ciudades encontrarán alguna opción similar.

Cine

Quizá sintamos que el cine es una actividad cotidiana porque siempre podemos ir a ver una película, pero en la Ciudad de México hay algunas opciones para darle un toque especial a esta actividad.

El autocinema Coyote

Este cine tiene dos sedes: una se encuentra en Polanco y la otra en Insurgentes Sur.

Proyectan una gama enorme de géneros cinematográficos: desde películas de terror, ciencia ficción, musicales y comedias románticas de los 80 hasta éxitos taquilleros contemporáneos recién salidos de las salas de cine.

Cobran por automóvil así que si vas con un grupo de amigos pueden hacerse uno mismo para entrar.

Adentro hay un área lounge en donde puedes comer, descansar del coche y congelarte como paleta, además tienen una cafetería buenísima con precios muy accesibles.

  • Película: Lalaland
  • Director: Damien Chazelle
  • Costo por coche: $250.00
  • Precio aproximado en la fuente de sodas: $250.00 aproximadamente. (2 hamburguesas, 2 refrescos y unas palomitas grandes)

Cine Tonalá

En pleno corazón de la colonia Roma está el cine Tonalá, una sala en la que podrás pasar un rato muy agradable.

Aparte de poder ver muy buen cine, aquí puedes tomar un coctel o comerte una pizza con tus amigos.

Este mes las especialidades en bebidas son el Romeo, que es una mezcla de tequila con toques especiados de manzana y pepino ($150), y el Julieta, una suave combinación de tequila, vino rosado y frutos tojos ($150).

Las películas que se proyectan el próximo miércoles 14 de febrero son:

  • El Sacrificio del ciervo sagrado dirigida por Yorgos Lanthimos (4:00 pm)
  • A pesar de la noche de Phillippe Grandrieux (6:00 pm)
  • La región salvaje de Amat Escalante (9:00pm)
  • Costo por boleto de cine: $60.00
  • Precio aproximado en el restaurante-bar: entre $500 y 600 pesos.

De paseo por la ciudad

Ahora que si lo que quieres es que te dé el sol, si es que hay para ese día, esta ciudad tiene mucho que ofrecer.

El Monumento a la Revolución

Puedes empezar por ir al Monumento a la Revolución, subir al mirador y tomarte un café con pan dulce en el café Adelita. Después disfruta de una bonita mañana en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad.

  • Costo por entrada: $60 – $80 (dependiendo de qué tanto quieras subir)
  • Precio aproximado en el café Adelita: $150 (dos personas)

El Año Nuevo chino  

Ya de nuevo con los pies en la tierra, puedes caminar hacia la Alameda Central por avenida Juárez y dar vuelta a la derecha en la calle de Dolores. Sigue el ritmo de la música que año con año nos regala la comunidad del Barrio Chino en la Ciudad de México.

Del 16 al 18 de febrero vas a poder encontrar celebraciones en las calles, dragones que persiguen al sol y leones que cuidan la Tierra para darle la bienvenida al año del perro, puedes entrar en los múltiples restaurantes de esta área y, además del ya conocido buffet, todos los locales contarán con comidas especiales con motivo de la celebración.

  • Costo por entrada: la entrada al barrio chino es libre.
  • Precio aproximado de la comida: $300 – $400 (dos personas).

El mirador al atardecer

Puedes terminar tu recorrido por el centro con una visita al edificio más resistente de nuestra ciudad, el rascacielos que ha sobrevivido a tres terremotos.

La Torre Latinoamericana es un sello del romanticismo chilango, basta un bonito atardecer para regalar una hermosa postal de esta bella ciudad: el cielo se tiñe de colores pastel, mientras que el Palacio de Bellas Artes, la avenida Reforma y los románticos volcanes enmarcan la escena.

  • Costo por entrada: $110 adultos, $70 niños y adultos con credencial del Inapam.

Conciertos

Pero si eres de esos a los que se les da el romance a flor de piel también puedes ir a cantar a todo pulmón con estos artistas que nos han ayudado a sobrellevar más de una ruptura amorosa y nos han respaldado al momento de expresar lo que tanto nos cuesta trabajo decir.

Alejandro Fernández

El Potrillo, su inigualable voz y sus enormes pestañas se presentarán el próximo 15 de febrero en el Auditorio Nacional.

Luis Miguel

Si no te importa esperar una semana, puedes llevar a tu chica, chico o mejor amigo a ver el show de El Sol y escucharlo cantar esos boleros que nos llegan al corazón. Se presenta en el Auditorio Nacional el próximo 21 de febrero.

Timbiriche

También hay plan para el mero día: Timbiriche se presenta en el Auditorio Nacional el 14 de febrero.

Así que no tienen pretexto: nos guste o no, el 14 de febrero es una fecha en donde la gente sale a la calle a pasarla bien, no tiene que ser precisamente con el amor de la vida; quitémonos ese peso de los hombros, realmente deberíamos expresarle nuestro cariño a la gente todo el año, pero siempre podemos comenzar por un día. ¿Qué les parece este miércoles 14 de febrero?

¿Cuáles son sus planes para esta fecha?