Los productos de belleza nos ayudan a mantenernos atractivas y lindas. Hay una gran variedad de cosméticos que podemos usar para mejorar nuestro look.

¿Cuál es la principal diferencia entre los cosméticos de diseñador y sus contrapartes de farmacia? Los envases y estuches de lujo. De hecho, algunos fabricantes elaboran tanto productos de belleza de gama alta como cosméticos económicos ¡usando fórmulas similares!

¿Quieres lucir más joven? Elige cremas hidratantes antienvejecimiento y sueros faciales con derivados de vitamina A, como retinol y retinaldehído. Otro ingrediente eficaz es el ácido ascórbico.

Para dar la apariencia de labios más carnosos, aplícate un poco de vaselina o de brillo labial en el centro del labio inferior. Y evita los tonos de color rojo oscuro y ciruela, ya que hacen que los labios se vean más pequeños.

Es verdad que los filtros solares en aerosol son muy fáciles de aplicar, pero no olvides esto: al usarlos, tal vez inhales sustancias tóxicas que terminarán en tus pulmones y en tu torrente sanguíneo. La Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos está estudiando actualmente los riesgos de estos filtros; mientras tanto, asegúrate de rociar primero el producto en las palmas de tus manos y luego aplicártelo en el cuerpo.

En promedio, casi uno de cada cinco productos cosméticos contiene rastros de formaldehído, un conocido carcinógeno que afecta a los seres humanos. Aunque no se sabe a ciencia cierta si la exposición a esta sustancia es dañina en todos los casos o no, puedes evitarla por completo absteniéndote de utilizar productos que contengan DMDM hidantoína, imidazolidinil urea, diazolidinil urea, hidroximetilglicinato de sodio, o bronopol.

Si el rímel se está secando y el aplicador ya casi está vacío, dos gotas de solución salina pueden hacer que dure varios días más.

Nunca te laves la cara sólo con jabón. Los jabones están hechos con grasas animales y compuestos salinos que despojan a la piel de sus aceites y proteínas naturales. Mejor usa un gel limpiador sin jabón.

Hay un producto casi mágico capaz de retrasar hasta en 90 por ciento el envejecimiento de la piel, pero según los resultados de una encuesta realizada en Estados Unidos, sólo una de cada 10 personas lo usa: el filtro solar.

Para resaltar la mirada, elige un tono de sombra que complemente tu color de ojos. Si son cafés, usa azules, morados o verdes; si tienes ojos azules o verdes, prefiere un tono marrón, cobrizo, bronce, ciruela o tonalidades terracota.

Para que un arreglo te dure toda la noche, siempre prepara tus párpados con corrector para ojos y fíjalo con polvo antes de aplicar delineador líquido o lápiz y la sombra de ojos. El maquillaje se mantendrá por varias horas.

¿Tienes algunos otros secretos que quieras compartir?