Cómo escoger la ropa adecuada
Por Emma Wooley/Ingimage

Construye un guardarropa que funcione para ti.

No puedes confiar en las tallas de ropa para ayudarte a encontrar la ropa que te quede. Aquí te decimos cómo construir un armario que funcione para ti.

1.  Entiende qué es una buena talla

Muchas mujeres usan ropa casual y tejida, que tienden a ser elásticas. Como resultado, la mayoría de nosotros nunca ha experimentado una talla adecuada. “La ropa que te queda bien te permite estar cómodo y te da facilidad para el movimiento que esperas dependiendo del tipo de ropa que usas sin que sea desaliñado u holgado,” asegura Lucia Dell’Agnese, directora asociada de la Escuela de modas de la Universidad Ryerson de Toronto.

Cuando escojas una prenda, considera de qué está hecha y para qué la utilizarás. “una parka tiene que quedarte ajustada y te moverás diferente que si usas una chamarra para ir en tu coche”, explica Marilyn McNeil Morin, directora de estudios de modas y artes escénicas del colegio George Brown de Toronto. De manera similar, una prenda hecha con material de Spandex te quedará diferente a una hecha de poliéster o algodón. Aún si lo que te pruebas lo sientes cómodo, Morin sugiere que busques signos que indiquen que tal vez no te queda bien: “Las costuras se deben alinear a las líneas de tu cuerpo y la renda no debe apretar ni debes jalarla”.

2.  Conoce tu cuerpo

No todas las tendencias les quedan a todas las mujeres. Los jeans a la cadera pueden estar de moda pero si siempre te enojas cuando te los pruebas, o te das cuenta que te quedan por arriba del torso, o a la mitad de tus caderas, tal vez no sean para ti. La próxima vez que vayas de compras, lleva contigo al probador un par de jeans con el corte por encima de la cadera. Te sorprenderás qué tan bien se ven. Probarte una variedad más amplia de ropa, en vez del mismo tipo una y otra vez puede ayudarte a encontrar nuevos estilos que te hagan sentir y ver mejor.

3.  Encuentra marcas y etiquetas que te queden

“Cuando descubres una tienda o línea de ropa que hace lucir tu cuerpo y te queda bien. Probablemente encontrarás que son consistentes en eso”, Morin aconseja. Para ahorrarte tiempo y frustración, regresa a las tiendas que tienen ropa que te ha quedado bien en el pasado. Pero no te quedes estancada en una moda: “frecuentemente encontramos una marca que nos gusta y no seguimos buscando lo que puede quedarnos mejor”, dice Dell’Agnese.

4.  Date tiempo

Deja de dar esas vueltas súper estresantes a las tiendas al último minuto, después del trabajo, para buscar el vestido perfecto para las fiestas. Puede parecer innecesario, pero programar unas horas, o inclusive un día entero es clave para unas compras satisfactorias. “Encontrar tiempo es siempre el problema”, dice Dell’Agnese. “Pero cuando nos sentimos apresurados, es más probable que agarremos las primeras prendas que veamos, no necesariamente las que nos quedan mejor.”

5.  Lleva a alguien

Ya sea un amigo, un miembro de tu familia o un compañera, si llevas compañía te harás más eficiente y harás mejores decisiones mientras compras. Lleva a alguien que sea honesto contigo y que disfrutará ayudarte a encontrar lo que se te vea y te quede mejor. Más importante, como Dell’Agnese aconseja: “Lleva alguien que no se sorprenderá por los números en las etiquetas”.